Nuestra "distancia personal"

El poeta británico Wystan Hugh Auden (1907-1973),en este poema,  captó a la perfección nuestro poderoso deseo de proteger nuestra distancia personal de la invasión de los intrusos:

A unas treinta pulgadas de mi nariz
se extiende la frontera de mi persona,
y todo el aire sin cultivar
entre una y otra
es pagus o reino privado.
Extraño, a menos que con mirada de deseo
te ruegue que fraternicemos,
cuídate de cruzarlo descortésmente;
no tengo revólver, pero puedo escupir.

Comentarios

  1. Brindo por tu nuevo espacio , me encanta la imagen ...me suena
    el título muy sugerente, deseo nos proporciones instantes de luz y sabiduría compartida, instantes para compartir lo más Maravilloso de un Ser… el Alma.

    Cualquier momento es bueno para comenzar otra andadura, deleitándonos como lo has hecho con esta entrada, que tiene su miga, claro

    Nos resguardaremos pues de los intrusos

    Gracias por abrir tu puerta y dejarnos entrar

    un abrazo, Angel y suerte!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Ari, fiel seguidora. Me temo que un titulo demasiado prometedor para tan pobre contenido . Bueno, ¡ni siquiera se de que va a ir!. Ya veremos... En todo caso, como decia el "juglar": Je chante pour passer le temps.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sin pretensiones, mejor que mejor

    no seas tan humilde amigo, a todos nos llega lo mismo pero a cada un@ de distinta forma, la belleza suele estar oculta, hay que escarbar para descubrirla

    un cálido abrazo
    no sé si sale repe, esta tarde me estoy peleando con google

    ResponderEliminar
  4. Gracias Ari. Para ti, tambien, un cálido abrazo.
    P.S.-El santo Job llego a santo porque la informática no se cruzó en su camino.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario