La chica que dejé tras de mí.

Una bella melodia Irlandesa.


Convertida en una canción de despedida del ejercito británico.


Y posteriormente en una marcha del ejercito USA.
(Quienes la escucharon de sus prisioneros británicos en la guerra de 1812)


La chica que dejé tras de mí, 1870/1875
Óleo sobre lienzo, 106,7 x 88,7 cm
Eastman Johnson, Smithsonian American Art Museum



Comentarios