Der alte Bach.

Unser Mund sei voll Lachens
und unsre Zunge voll Rühmens.
Denn der Herr hat Großes an uns getan.

Que nuestra boca se llene de risas y nuestra
lengua de alabanzas, pues el Señor ha
hecho grandes cosas por nosotros.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Ayer y hoy de Donostia - Las Casas de baños (2).

Tudela en París.

Donostia y las fuentes Wallace.