1384 -La peste negra.

Soy un asiduo seguidor del blog "Crónicas iReales de Navarra". Hace unos días su autor, Mikel Zuza, recreaba la llegada de la peste negra al Reyno de Navarra.

Su lectura me llevó a recordar a uno de mis autores favoritos, Sir Arthur Conan Doyle, y a dos de sus novelas: "Sir Nigel" y "La Compañía blanca" (esta ultima transcurre parcialmente en las tierras del "viejo reyno").

Justamente la novela "Sir Nigel" se inicia con la llegada de la peste a Inglaterra.....

Un fenómeno extraordinario ocurrió en Inglaterra durante el mes de julio de 1384, entre las festividades de San Benito y San Swithin. Apareció por el Oriente y fue subiendo despacio por el firmamento en calma una nube monstruosa, purpúrea y peluda, cargada de amenazas catastróficas.....

....Cesó por fin la lluvia y un sol pálido de otoño brilló sobre unas tierras que estaban embebidas y saturadas de agua. Bajo la calina ponzoñosa que salía de los bosques,la hojarasca húmeda y podrida se descomponía y agriaba. Los campos estaban plagados de setas monstruosas de tamaños y colores nunca vistos antes: escarlatas y malvas, ahigadado y negro. Era como si a la tierra enferma le hubiesen brotado pústulas repugnantes, el mildiu y los líquenes moteaban los muros, y con esa nauseabunda floración surgió también la muerte  de la tierra empapada de agua. Morían hombres, mujeres y niños, el barón en su castillo, el franklyn en su granja, el monje en la abadía y el villano en su choza de cañas y barro. Todos respiraban los mismos miasmas corrompidos y todos morían de idéntica muerte: de podredumbre. Ninguno de los que enfermaba se curaba y la enfermedad se presentaba siempre igual: grandes furúnculos, fiebre delirante y manchas negras, de las que tomó nombre aquella peste. Los muertos se pudrieron al aire libre junto a los caminos durante todo el invierno, porque no había nadie que los enterrase.Hubo aldeas en las que no quedó una sola persona con vida. Pero llegó, por fin la primavera, con sol, salud, risas y alegrías; la más verde, suave y tibia primavera  que jamás había conocido Inglaterra. Pero únicamente la mitad de Inglaterra pudo disfrutarla, porque a la otra mitad se la había llevado la gran nube purpúrea.....
"Sir Nigel" - capítulo 1º- A.Conan Doyle


Gracias por tus crónicas, Mikel .
Gracias por recordarnos la historia de Navarra. Lo que fue y lo que pudo ser.
Podéis encontrar a Mikel en : Mis blogs amigos. 

Comentarios

Publicar un comentario